Cultivando su actitud de gratitud
Encargarse de adoptar una "actitud de gratitud" puede llegar a ser lo que usted, su equipo o su organización necesitan para prepararse a hacer del año que viene su "mejor año en curso".

Acercarse al final del año es como completar una carrera. ¿Qué es lo que ha finalizado? ¿Qué queda por hacer? ¿Cómo hará para que todo encaje?

A veces, resulta demasiado fácil llegar a este punto – especialmente si ha sido un año difícil – y usted se siente como si tuviera “el tanque vacío”.

En la vida, todos necesitamos recargarnos y reaprovisionarnos. Podremos conseguir ese impulso extra para llegar a la bandera a cuadros, reconociendo y apreciando tanto a la gente como a los logros.

También podremos fortalecernos con el reconocimiento de los éxitos del año – y las habilidades y la gente que nos han ayudado a crearlos.

Encargarse de adoptar una "actitud de gratitud" puede llegar a ser lo que usted, su equipo o su organización necesitan para prepararse a hacer del año que viene su "mejor año en curso".

Comience su reaprovisionamiento personal para las próximas seis semanas.

  • Haga una lista de "lo que aprecio". Incluya aquellas cosas que usted aprecia de los miembros de su familia, su equipo, sus clientes – y de usted mismo. Dedíquele al menos 10 minutos a esta lista.
  • Comparta los rasgos más salientes de la lista con otra persona.
  • Invite a los otros a hacer una lista …y a compartirla.
  • Registre por escrito tres maneras en que podrá demostrarle a alguien que usted aprecia su buen trabajo o su contribución. (Nosotros ofrecemos algunas sugerencias a continuación.)

Recuerde, reconocer y apreciar no tienen por qué resultar caros. Sí tienen que ser genuinos y venir “del corazón”. El receptor debería sentir que recibe un obsequio – y no que llegó a un punto del programa de aprecio de "medida única para todos los tamaños". Algunas ideas para que trabaje y las personalice…

  • Una nota o carta personal de agradecimiento de su puño y letra sigue siendo una de las más sencillas y valoradas formas de agradecimiento.
  • Deje un mensaje nocturno en el contestador para decirle a una persona cuánto aprecia las largas horas y el compromiso dedicados a lograr una meta o proyecto importante para la compañía.
  • Ponga una pizarra en un lugar público. A través del mismo usted y sus empleados pueden compartir su aprecio mutuo.
  • Otorgue un “día para jugar”. Los empleados agradecerán tener  inesperadamente un día libre pago – como retribución por todos los meses de duro trabajo que han invertido.
  • Sorpréndalos con entradas a un cine o a un partido.
  • Deje una golosina, como un caramelo o un chicle  en cada escritorio/ estación de trabajo.
  • Haga tomar fotos instantáneas de los empleados sumidos en el trabajo, y luego use esas fotos para la pizarra, para acompañar sus notas de agradecimiento o para el libro de recortes de la compañía. Los comentarios que acompañen las fotos deben ser realmente suyos y de nadie más.
  • Reparta globos llenos de helio que digan “Gracias”, junto con una nota.
  • Envíele un correo electrónico a un proveedor diciéndole cuánto valora su colaboración.
  • Haga una encuesta de “música favorita” para referencia futura. Cuando desee agradecerle algo a un empleado disponga que su música favorita suene (en una estación de radio o en un CD) cuando llega a la oficina.
  • Durante un prolongado viaje de negocios envíe tarjetas postales a quienes quedaron en la compañía para hacerles saber que usted aprecia el hecho de que ellos se estén encargando de que todo marche bien.
  • Entregue juguetes a cuerda y pelotas saltarinas – cosas que recuerdan los sentimientos de la infancia – como modo de expresarles a sus empleados que es divertido trabajar con ellos.
  • Salga a almorzar u ofrezca un café gourmet con grupos pequeños, simplemente para decir gracias.
  • Organice una caminata de 10 o 15 minutos con un empleado diferente dos o tres veces por semana, durante la cual la conversación se centre en lo que es importante para ellos use esta oportunidad para expresarles su gratitud personal por sus contribuciones.
  • Regale jarros para el café o botellas de agua con la palabra “Gracias” impresa, y una nota personal dentro de los mismos.
  • Muestre aprecio por las actitudes de otros también. Agradézcales no sólo lo que hacen sino también la actitud que muestran en el trabajo.

La mayoría de las personas tienen intenciones positivas y agradecen que alguien tome nota de sus esfuerzos. La alabanza y el aprecio generan una fuerte motivación. De modo que es bueno adoptar una actitud de gratitud. Ahora vaya y alégrele el día a alguien. Seguro que a usted le va a hacer bien también.

Expositora Vistage Ruth Welch